Los políticos no se llevan bien con Linkedin

Hace unos días, un amigo me comentó que le había pedido el contacto en Linkedin a Mariano Rajoy y que lo había aceptado. Me picó la curiosidad y empecé a buscar perfiles públicos de políticos en Linkedin, empezando por el propio Rajoy. Lo primero que encontraremos, en gente que se supone que vive públicamente, es que ninguno de los más conocidos aparece como Open Networker y acceder a ellos supone realizar complicados equilibrios y facilitar que algún periodista, en un ataque de creatividad, pudiera publicar algo como esto que, como carnaza, no está nada mal:

Invitación a Rajoy

Con esa salvedad, el perfil de Rajoy no es de los peores aunque tiene un detalle divertido: El periodo comprendido entre 1986 y 1989, fecha de la fundación del PP, aparece en su perfil como “miembro del Congreso de los Diputados” sin referencia alguna a Alianza Popular por aquello de los complejos centristas.

Rosa Díez tiene en su perfil 135 míseros contactos, lo que deja claro que no utiliza Linkedin como vehículo de comunicación pero, eso sí, todavía supera y por mucho a su competencia más directa, Albert Rivera que tiene ¡¡¡2!!! contactos, no tiene siquiera una URL personalizada y la redacción de su perfil no pasaría un examen de primaria con joyas como ésta:  Habla catalán y castellano y tiene el nivel Advanced de inglés obtenido a la escuela de idiomas de Esade. Pues bien, incluso Albert Rivera supera a Esperanza Aguirre que tiene CERO contactos. ¿Para qué está en Linkedin entonces?

Algo más afinado está el perfil de María Dolores de Cospedal aunque sus 81 contactos sugieren que tampoco en su caso Linkedin es una vía de comunicación preferente. Por cierto, detalle simpático: Cuando se ven estos perfiles, no se piense que Linkedin los está homologando con otros políticos extranjeros sino que la información de Los usuarios también vieron saca a personajes como Cristiano Ronaldo, Lionel Messi o Risto Mejide. O Linkedin falla o no tienen un perfil muy claramente definido, dando lugar a este tipo de comparaciones.

La conclusión más obvia es que, si alguien busca hacer de la actividad política una profesión, al menos en España Linkedin no parece la vía más adecuada. En el extranjero, con variaciones, las cosas cambian. El perfil de Angela Merkel, también sin contactos, no tiene compañeros de viaje del mundo de la farándula:

Merkel

También fuera de nuestras fronteras, Obama es ya otro mundo. Además de sus casi 900.000 seguidores en Linkedin, quienes han visto su perfil han visto también estos otros:

ObamaNo es lo mismo ¿verdad? Añadamos que todos los movimientos que está haciendo Linkedin se van acercando más a convertirla en una red generalista aunque manteniendo una orientación clara al ámbito profesional o, dicho de otra forma, no es un portal de empleo ni un sitio donde sólo están los que buscan trabajo. ¿Entendido, señores políticos? Pues hala…trabajen un poco que no es malo.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s