Versión libre: Existen las mentiras, las grandes mentiras y las promesas electorales

Los distintos candidatos están muy ocupados buscando recetas de “marketing vírico” de forma que puedan colocar una frase feliz capaz de cambiar el sentido del voto o del no-voto. La demagogia fácil de “los ricos”, “los tecnócratas”, “los mercados” y otras ya no son capaces de ocultar un simple hecho: Estamos en la situación que estamos porque hemos gastado lo que no teníamos y llega el momento de pagar.

Kahnemann ya nos decía que nos resulta mucho más fácil y agradable quedarnos con una historia que con datos y todos andan como locos buscando esa historia que grabar en todos los cerebros que les sea posible. Así, es fácil montar una historia en la que los derechos sociales no son objeto de recorte porque, aunque los paguen otros a través de sus impuestos y pueden tener algo que decir, esos otros son “ricos” que se han lucrado gracias a la avaricia de los mercados y ahora nos pretenden poner “tecnócratas” para evitar que cambie la situación.

La historia es bonita pero falsa: Cuando se habla de subirles impuestos a los “ricos”, suele suceder que los realmente ricos se libran gracias a mil instrumentos entre los que destacan las famosas SICAV mientras que los demás son los que pagan, a veces mediante impuestos que discriminan tan poco entre ricos y pobres como la subida del IVA -recientemente aprobada por los que ahora se nos visten de revolucionarios- y esos “demás” se preguntan por qué los derechos y los deberes están tan mal repartidos, es decir, por qué un derecho que no es susceptible de recorte para uno significa una obligación de pagar para otro que, además, puede tener muy poco de “rico”. Esta sencilla pregunta es la que le ha costado a Obama que se le revuelva parte de su electorado con asuntos como el “Obamacare”.

En cuanto a “los mercados”…¿Quién es “los mercados”? Ni más ni menos que gente que dio dinero cuando se le pidió y ahora reclama su devolución. Si ve difícil que se lo devuelvan no lo presta o lo pone más caro porque ve que hay mayor riesgo. ¿Es tan difícil? Quizás si no se hubiera comenzado por tirar la casa por la ventana y tener que pedir un dinero que no se iba a poder pagar, no habría que hablar ahora de “los mercados”. Estamos ni más ni menos que ante la estrategia del calamar: La “tinta” de los mercados se lanza para ocultar el despilfarro de los políticos.

Cierto es que la crisis ha puesto algo en evidencia: Que una unión monetaria sin una unión política no funciona. Resulta gracioso que los mismos que rechazan recibir órdenes desde Bruselas o desde Berlín tienen menos escrúpulos en recibirlas de sus aliados nacionalistas, por ejemplo desde Barcelona: No olvidemos que gran parte de la deuda española la provocan las Comunidades a las que no se ha querido poner coto y, además, los dos grandes partidos insisten en que no es necesario revisar una ley electoral que otorga a los nacionalistas un poder que no se corresponde con el número de votos.

Se trata ahora de criticar los previsibles recortes como si YA se hubieran hecho y ésa es otra de las mentiras: Anunciar y no hacer y, después, actuar como si ya se hubiera hecho. ¿Son admisibles los privilegios, los despilfarros y la corrupción de políticos y sindicalistas, valga la redundancia, en un país con cinco millones de parados y con buena parte de ellos a los que se les va a acabar en poco tiempo la prestación de desempleo? Sin duda, hay muchas cosas que cambiar y, entre ellas, una de las más importantes puede ser romper una idea muy extendida entre la clase política según la cual su conducta parasitaria es una especie de derecho divino.

Si se quiere salir de la situación, en vez de echarle la culpa al empedrado y buscar culpables fuera, no estaría de más que cada uno asumiera la responsabilidad por sus actos y que la ley fuera igual para todos. ¿Es mucho pedir? Parece que sí y así nos va.

Anuncios

Un Comentario

  1. Trackback: Bitacoras.com

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s