Tablets ¿Apple, Android u otros?

No soy un forofo de Apple. Me gustan muchos de sus diseños, especialmente el del McBook Air, pero no me gusta la política del caramelo envenenado que, a través de una estudiada incompatibilidad con el resto del mundo, intenta que quien entre en la manzana tenga que acabar teniendo todo de la misma marca. Simplemente por eso, cuando piqué en el tablet no lo hice en el Ipad sino en un Android. Hace pocos días, sin embargo, tuve ocasión de ponerle la mano encima a un Ipad y temía que, como San Pablo, me pudiera caer del caballo derribado por la luz cegadora…nada de eso.

Más ligero que la mayoría de los Android, diseño más cuidado, igual rapidez, igual disponibilidad de aplicaciones…carencias básicas como un USB o cualquier tipo de conexión por cable. En suma, un aparato interesante pero no para salir corriendo cuando anuncian la siguiente generación del juguete.

Al final, ciñéndonos a Ipad y Android, que es donde se pueden conseguir aplicaciones virtualmente para cualquier cosa, no hay unos motivos clarísimos y definitivos para orientarse por uno u otro y es más una cuestión de preferencias personales y de sensibilidad a la última moda que cualquier otra cosa.

En Estados Unidos, que nos lleva alguna delantera en el apartado tecnófilo, hay algunas opciones más: Por ejemplo, en España las pantallas pequeñas son pocas y en vías de desaparición -véase el caso Samsung Galaxy- mientras que en Estados Unidos es frecuente ver tantas pantallas de  7 pulgadas como de 10 y algo parecido ocurre con los lectores de libros electrónicos, mucho más frecuentes en sus formatos pequeños en Estados Unidos que en España. Parece que la ventaja de poder llevar el dispositivo en el bolsillo es algo que cala más en unos países que en otros.

Además de eso, la competencia no está definida por Android .vs. IPad o viceversa sino que en grandes cadenas como RadioShack o Sears tienen siempre en lugares preferentes aparatos como la Playbook de Blackberry o el Omnibook de HP, ambos con sistema operativo propio aunque de tamaños distintos. Es una aventura arriesgada salvo que tengan la seguridad de que su sistema operativo tiene tales ventajas con relación a los que hoy copan el mercado que podrá afrontar la situación.

En España el mercado parece más homogéneo y, por lo que a este ciudadano respecta, que no me vendan las grandes diferencias ni las grandes ventajas de unos con respecto a otros. ¿Se quiere estar a la última y con el diseño más cool? Sin duda, IPad. Eso sí, ábrase un capítulo presupuestario para cambiar el resto del parque informático doméstico o de la empresa porque, mientras no se haga así, habrá un aparato llamando torpe al usuario y recordándole las grandes ventajas que podría tener si su ordenador o su teléfono fueran compatibles con el IPad, es decir, si fueran también Apple. ¿Se es menos sensible a esos aspectos y en cambio se consideran fallos graves la ausencia de USB o similares? Elíjase la que se prefiera entre las mil y una posibilidades Android que son prácticamente idénticas. ¿Nos gustaría llevar el tablet en el bolsillo? La Galaxy de 7 pulgadas o la Playbook de Blackberry son de las pocas opciones comercializadas en España que manejan ese tamaño.

O sea, a gusto de cada uno y, cuando alguien nos venda la abismal diferencia del Aipá con respecto a todo el mundo mundial, se le puede contestar sin ningún tipo de complejo “Menos lobos”.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s