La “beggars’ opera” de la política española

Nadie puede decir que Haendel, al que incluso los menos aficionados a la música conocen por su “Aleluya”, fuera alguien a quien le sonriera el éxito desde el principio. Incluso hay en su historial casos ridículos como el de una ópera compuesta para público inglés que se consideró tan infumable que se tradujo al italiano…para público inglés. Sin embargo, cuando el ridículo de Haendel tocó techo fue cuando sus dos prime donne se tiraron de los pelos en mitad de una representación y, como consecuencia, el “José Mota” de la época compuso la beggars’ opera, rememorando el feliz momento y ridiculizando a Handel por si no tenía bastante el pobre.

Las trifulcas Escolar-Carnicero o Carnicero-Escolar recuerdan mucho a la situación que dio inicio a la  beggars’ opera y todavía no sabemos hasta qué extremos de ridículo llegará. Si alguien representa la figura del “intelectual orgánico” de Gramsci es cualquiera de estos dos, quizás más “orgánicos” que “intelectuales”, especialmente en el caso de Carnicero por motivos obvios. Uno defiende a su señorito; el otro se ha desengañado del señorito pero no del cortijo, a pesar de lo cual lo han puesto en la calle porque lo de la libertad queda muy bien en los mítines pero las empresas editoras de los diarios respectivos funcionan a toque de silbato.

Como consecuencia, el ahora desempleado se nos viste de representante de las esencias de la izquierda como contraposición del que defiende intereses bastardos. Como él mismo dice, llevaba 17 años en una empresa que se ha distinguido por una muy clara adscripción política. Vestirse ahora el manto de la pureza virginal no parece que vaya bien ni a su trayectoria ni a su envergadura pero cada uno elige la forma que prefiere de hacer el ridículo.

Al final, estamos llegando a tal nivel que acabaremos diciendo que la Esteban al menos da más espectáculo. Lo de éstos se acerca más a las viejas historias de Tamara Seisdedos y el profeta de los vegetales y, como éstas, probablemente les interesarán a muy pocos.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s