Política española: ¿Tendremos un “tapado” verdaderamente sorprendente?

Recién entrado el primer gobierno de Zapatero circuló un chiste acerca de las entonces cabezas del PP a los que se llamaba “Los otros”, haciendo referencia a la película de Amenábar. La razón era, según el chiste, “que estaban muertos pero ellos no lo sabían” como en la película.

La situación de la política actual recuerda a esta espléndida secuencia de Monty Python http://www.youtube.com/watch?v=KKl0bh_FbkQ donde el presunto muerto no sólo no tiene la menor intención de dejarse enterrar sino que va enterrando a todos aquéllos que le podrían hacer sombra. Bono, y las informaciones sobre su inexplicable patrimonio oportunamente pasadas a medios amigos y enemigos -el que medios amigos pasen la noticia da la pista de quién se la pasó a tales medios- fue el primero y ahora viene el que parecía sucesor, Rubalcaba, enredado hasta arriba con el turbio asunto del chivatazo de la policía a ETA.

La opción de Carmen Chacón parece una broma a cualquiera que no sea ella misma y, si conserva un poco de conciencia situacional, también a ella. ¿Quién queda?…Pista: ¿Quién dijo hace pocos días que estaba seguro de que sacaría en unas elecciones mejores resultados que Zapatero o que Rubalcaba o cualquier otro? El mismo; Felipe González.

A estas alturas, el conjunto del Partido Socialista tiene claro que acudir a unas generales con Zapatero como cabeza de lista es una debacle absoluta por mucho que cambien frecuencias de televisiones no-amigas en vísperas electorales y se juegue con los tiempos de los jueces amigos para conseguir sacar la porquería que pueda afectar al PP en el momento en que sea más oportuno para sus intereses. Como son muchos los puestos que están en juego, es dudoso que haya muchos cargos socialistas dispuestos a quemarse en la hoguera con Zapatero pero éste, que no se deja enterrar al igual que el personaje de Monty Python, va liquidando a todos aquellos potenciales candidatos que pudieran ser más o menos creíbles. Quedan muy pocas opciones y, entre ellas, una que se ha jactado de que conseguiría mejores resultados que cualquier otro y que es conocido por no dar puntada sin hilo, es decir, Felipe González.

Seguramente, si alguien quiere conservar a toda costa a Zapatero y que se presente a las elecciones, sólo puede ser encontrado entre los miembros de su partido que le deben absolutamente todo, que nunca soñaron en llegar donde han llegado y que saben que van a pasar directamente de la política a la jubilación forzosa o…entre los miembros del PP. Mariano Rajoy, aconsejado por Arriola con su eterna receta de “perfil bajo y déjale que se estrelle él sólo” se llevaría el susto de su vida si, después de años de haber hecho de la insignificacia calculada una práctica política, encuentra que se tiene que enfrentar a todo un Felipe González…que bien podría ganarle las elecciones si el Partido Socialista consigue vender (y tal vez pudiera hacerlo) que “todo es culpa de Zapatero”.

Mira que si, a consecuencia del susto, el PP decide llamar a Aznar y el duelo se produce entre los que, a la vista de lo que ha venido después, nunca han dejado de ser los primeros espadas de sus respectivos partidos. Sería divertido y, además, es posible.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s