“Pirate Latitudes”: Obra póstuma de ¿Michael Crichton?

Los autores de éxito son como el Cid, que ganaba batallas después de muerto. Cualquier autor de best-sellers que se precie habrá dejado un libro listo para ser publicado; Mario Puzo llegaría al extremo de dejar varios y todavía siguen apareciendo manuscritos de Asimov pero ésta es la regla general: Un libro listo para publicar del que nadie sabía nada. Agatha Christie sería la iniciadora de esta costumbre cuando, en pleno uso de sus facultades, dijo que tenía en su caja fuerte una obra para ser publicada después de su fallecimiento. Tal obra era Telón donde mataba a su detective favorito, Hercules Poirot, y de esta manera impedía que alguien quisiera seguir sacándole provecho.

Pirate Latitudes responde a esa pauta rota casi en exclusiva por el autor de la trilogía Millenium cuyos problemas de herencia no parecían alentarla: Michael Crichton murió a una edad en que cabía suponer que todavía le quedaba bastante por escribir y Pirate Latitudes, siendo entretenida, tiene elementos que no encajan con el resto de su obra. Michael Crichton era un falso novelista que, bajo la apariencia de novelas, publicaba auténticos tratados de divulgación científica o tecnológica. Autores actuales con los que pueda establecerse un paralelismo hay pero no habría que buscarlos entre gente como el indocumentado -en su acepción más literal- Dan Brown sino en divulgadores como Bill Bryson aunque, eso sí, siempre manteniendo la apariencia de una novela.

Crichton llegaba hasta un punto en su esfuerzo de documentación que su libro Airframe establecía una situación ficticia en cuanto a tecnología aeronáutica que algunos pilotos de gran experiencia señalaban que era el único punto que habían encontrado que no era verosímil en el libro…y, sin embargo, era Crichton quien tenía razón. En Parque Jurásico, a partir de la ficción del DNA de dinosaurio conservado en ámbar, daba un auténtico tratado de nuevo disfrazado de novela, en State of Fear puede encontrarse una de las pocas novelas con más referencias científicas que un libro publicado por Harvard y, otra vez, bajo la apariencia de una horrible novela, se plantea qué hay de verdad bajo la idea del cambio climático; lo mismo ocurre en Presa donde habla de inteligencia artificial. Crichton ha sido un magnífio divulgador y un mal novelista.

Pirate Latitudes rompe esa pauta y eso es lo que puede hacer sospechar sobre su autoría. Cuando se refiere al rey español como Felipe, puede decirse que en España sólo ha habido un Felipe al que se pueda denominar así, sin apellidos, y saber de quién se está hablando: Felipe II. A partir de él, se entraría en lo que se conoce como los “Austrias menores” y siempre se especifica a qué Felipe se refiere el autor. Hunter, el corsario formado en Harvard protagonista de la novela, no pudo coincidir en el tiempo con Felipe II por la simple razón de que, cuando Harvard se fundó, Felipe II llevaba muchos años muerto.  En todo caso, coincidiría en el tiempo con otro Felipe, Felipe IV, que no sólo nunca sería identificado como “Felipe” sin apellidos sino cuyo reinado estuvo mucho más centrado en Europa que en América.

Tampoco parecen propios de Crichton errores en el lenguaje por los cuales, en el original en inglés, introduce expresiones supuestamente en español que, además de llevar mezcla de francés, muestran un absoluto desconocimiento del español…o sea, algo muy parecido al Dan Brown de Digital Fortress y su absoluto desconocimiento de la Sevilla en que ambienta parte de la novela. Pirate Latitudes tiene todo lo que Crichton no era: Es una novela entretenida, y buena parte de las de Crichton son horribles, y tiene fallos de documentación que es difícil que se le hubieran pasado a Crichton. Si pensamos bien, tendremos que concluir que a la obra le faltaba bastante para ser publicada; si no lo hacemos, llegaremos a la conclusión de que una obra oportunamente encontrada de un autor recién fallecido es digna de toda sospecha.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s