Concord: Donde una guardería es más cara que Harvard

¿Cómo funciona la educación superior en Estados Unidos? Este fin de semana ha resultado especialmente instructivo al haber pasado el sábado con el decano de la escuela de negocios de Clark University y el domingo con un miembro de Babson College que, además, vive en Concord y tenía información de primerísima mano sobre el asunto.

Para muchos españoles, el sistema americano es algo maravilloso mientras que otros tienen un conocimiento genérico para el que las diferencias entre “University” y “College” se escapan y la “Ivy League” es algo así como un club exclusivo de las mejores universidades norteamericanas. A estas últimas sólo irían cerebros privilegiados acompañados por algún producto del enchufismo y algún otro de la discriminación positiva. Vamos a intentar poner un poco de luz sobre quién es quién y cómo funciona.

¿Cómo es posible que una guardería cueste más que una Universidad de las caras? Simplemente, porque se trata de guarderías donde, desde el jardín de infancia, van preparando a los niños para el ingreso en esas universidades. A pesar de su precio, hay gente con un elevado nivel económico que se va a vivir a Concord para tener acceso a estas especiales guarderías -alrededor de 50.000 dólares por año- y casi asegurarse una plaza para los niños en una buena Universidad. Hace unos días tenía una discusión en Linkedin sobre los efectos de la discriminación positiva -de la que siempre me he reconocido abiertamente contrario- y situaciones como ésta dan que pensar porque si, a la llegada a la Universidad, resulta que hay especialistas que han pagado altísimas cifras para que les enseñen a manejar el instrumento por el que se evalúa el mérito, el concepto mismo de meritocracia queda totalmente descafeinado. Las grandes Universidades americanas no son, por tanto, sitios donde van los mejores sino sitios para los que se prepara gente con mucho dinero y, además, no adquirido muy recientemente puesto que la preparación para el acceso empieza, y a un altísimo precio, en el jardín de infancia.

Una vez que alguien se ha preparado, vamos al siguiente asunto, es decir, qué es la Ivy League y quién es quién allí: En principio, la Ivy League no es un club de las mejores universidades al estilo de “Equis” en las escuelas de negocios europeas sino que son los componentes de una liga deportiva que agrupa a varias de las mejores universidades del nordeste de Estados Unidos. No obstante, el concepto parece haber perdido parte de su connotación deportiva para referirse a los resultados académicos aunque no están en la Ivy League todos los que despuntan en el terreno académico. Sin ir más lejos, el M.I.T. no es miembro de la Ivy League porque está poco centrado en el asunto de los resultados deportivos.

Los precios por año en las Universidades de la Ivy League y equivalentes pueden oscilar entre los 40.000 y los 50.000 dólares por año y, en el momento de elegir si es que uno se puede permitir tal lujo, hay que considerar varias cosas:

  1. Harvard es una especie de icono en España pero su gran despegue vino de la mano de la Harvard Business School que es donde realmente despuntó. Otras Universidades, como su eterna competidora Yale, le han dado menos importancia a este terreno y han perdido en dinero y, sobre todo, en notoriedad. En este momento, por ejemplo, Harvard tiene su área de ciencias pero, a pesar de su notoriedad pública, probablemente cualquier estudiante de esa rama preferiría optar por el M.I.T. en caso de ser admitido en ambos sitios. La gran baza de Harvard es, por tanto, su escuela de negocios; fuera de ésta hay otras Universidades que pueden competir, a veces con notable ventaja, con Harvard a pesar de su renombre.
  2. En otras zonas, muy notoriamente en California, existen Universidades que no pertenecen a la Ivy League, al ser éste un club exclusivo de la costa Este y basado en las competiciones deportivas, y sin embargo tienen niveles de calidad comparables o, dependiendo de la especialidad, superiores. Así pues, quien pueda permitirse optar no puede restringir las posibilidades a la Ivy League ni mucho menos a Harvard.
  3. Diferencia entre un College y una University: Diversidad. Para ser University hay que tener la posibilidad de cursar estudios en un mínimo de ramas mientras que un College puede estar superespecializado en una sola rama –Babson College puede ser un ejemplo- y despuntar en ella tanto o más que una University.

Éste es el panorama a grandes rasgos del funcionamiento de la educación superior en Estados Unidos. Muy diferente y, sobre todo, se necesita mucho dinero y disposición para empezar a gastarlo casi veinte años antes de plantearse el ingreso en las Universidades de primera línea si se quieren tener posibilidades.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s