Zipcar: Todo un descubrimiento

El día que esta marca se establezca en España con una buena flota de coches, los que usamos el coche de forma ocasional podremos prescindir definitivamente de mantener uno propio.

Zipcar se dedica a alquilar coches por horas, de forma que si alguien quiere ir a hacer la compra o necesita ir a cualquier sitio más o menos lejano o mal comunicado, todo lo que tiene que hacer es alquilar un coche para el periodo temporal que le interesa y pagar una cifra que oscila entre 7 y 11 dólares por hora con todo incluido.

Para que esto funcione, las cosas no pueden ser iguales que en una empresa normal de alquiler de coches y hay varias diferencias sustanciales:

  1. Funciona por suscripción; es necesario sacarse una tarjeta de Zipcar que puede costar 25 dólares anuales (100 si se opta por mantener la cobertura de todo riesgo en todos los alquileres).
  2. Los coches están distribuidos en multitud de sitios y siempre vuelven al lugar de origen; no se puede recoger un coche en un lugar y devolverlo en otro.
  3. La llave de contacto está siempre puesta; es la tarjeta de miembro la que abre y cierra la puerta del coche alquilado.
  4. El coche lleva dentro dos tarjetas más, una para echar gasolina -se exige que se le deje al siguiente usuario como mínimo un cuarto de depósito- y otra para entrar y salir del parking del coche si éste es de pago.
  5. Se exige que, antes de recoger el coche, se eche un vistazo y, en caso de que el anterior usuario -nadie lo toca entre usuarios- lo haya devuelto sucio, con menos gasolina de lo establecido o con algún golpe, se comunique a Zipcar en el momento de recoger el coche.

Naturalmente, la pregunta que sale inmediatamente es si hay siempre coches disponibles: Una vez que tienen registrada nuestra dirección, nos informan de los parkings más cercanos a nuestro domicilio y de cuáles son las horas de disponibilidad de los coches concretos para, según eso, elegir coche o modificar el horario si no nos encaja completamente lo que hay disponible. En el momento de la reserva se dispone de esa información.

La puntualidad en un negocio de alquiler por horas es clave y una llegada de hasta una hora tarde es penalizada con 50 dólares mientras que una llegada de más de tres horas tarde supone la inmediata retirada de la tarjeta.

Sencillo y útil. A ver si se animan a implantarlo en España o alguien decide imitarlos.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s