Aterrizajes ecológicos: Vale…pero con tranquilidad

Viernes 12 de marzo en el vuelo de Iberia 813 de Gran Canaria a Madrid:

En un momento, el piloto comunica que el avión (un 340-300) ha despegado con 20.000 kgs. de combustible. Después de observar algunos detalles, podría concluirse que los ha pagado de su bolsillo:

Lo primero que hace es que se nos sube a 39.000 pies con el inevitable efecto de que, al cabo de una hora, el estómago está con una hinchazón semejante a la que tendría digiriendo una fabada asturiana pero sin haberla disfrutado. Vale; todo sea por el ahorro.

Lo segundo es una exhibición de aterrizaje ecológico: El avión comienza a descender de forma continua sin que se noten los típicos escalonamientos donde el régimen de motor aumenta y el avión nivela. No hay nivelación y el avión continúa sin dejar de descender en ningún momento.

Se supone que lo ecológico es la aproximación pero no el aterrizaje donde, cuando se está próximo a la pista, se vuelve a meter motor para tener capacidad de reacción en caso de que fuera necesario abortar el aterrizaje en el último momento…así se supone que ocurre pero no en este caso: El avión sigue su descenso continuo sin que en ningún momento aumente el régimen de motor, claramente audible desde la fila 25,  hasta que se encuentra con el suelo.

No sé si era una apuesta o el piloto pagaba el combustible de su bolsillo. Sea como fuere, un aterrizaje en descenso continuo y con los motores al ralentí cerca del suelo no parece muy prudente, especialmente con el avión cargado de pasajeros.

El aterrizaje, más propiamente la aproximación, ecológico va a tener problemas en aeropuertos muy congestionados que no permiten la pauta de descenso continuo y lo requieren escalonado. En momentos de poco tráfico, ese problema desaparece y no hay ningún riesgo para la seguridad del avión…siempre que no se intente llevar el avión hasta el suelo de esa forma.

Para poner un ejemplo accesible a todos, está muy bien la conducción económica tratando de gastar la menor cantidad posible de gasolina pero a casi nadie se le ocurre pensar en la conducción económica cuando va a hacer un adelantamiento y lo que importa es la capacidad de respuesta inmediata. Hablamos de lo mismo: Aterrizaje ecológico vale pero los experimentos con gaseosa.

Anuncios

Un Comentario

  1. Trackback: Bitacoras.com

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s