El Watergate climático o “Climategate”

¿Será casualidad que coincidiendo con el estallido del escándalo, Al Gore ha excusado su asistencia a uno de sus actos modelo telepredicador en la Cumbre de Copenhague?

Había razones más que suficientes para tener dudas sobre que el calentamiento global fuera global y, además, que estuviera generado por la actividad humana pero el estallido del Climategate levantado por el Washington Post con un artículo titulado In the trenches on climate change http://www.washingtonpost.com/wp-dyn/content/article/2009/11/21/AR2009112102186.html?nav=hcmodule ha alcanzado resonancias similares a las que tuvo el caso Lysenko cuando, por decreto, se estableció que los geneticistas estaban equivocados porque así lo requería la visión oficial “progresista” de la ciencia. En todo lo relativo al calentamiento global, nos hemos encontrado con algo similar: Las voces discrepantes han sido enviadas a las tinieblas exteriores e incluso en lugares como Youtube pueden encontrarse posiciones de particulares sobre la versión “oficial” como la recogida aquí:  https://factorhumano.wordpress.com/2007/11/22/calentamiento-global-¿realidad-o-ficcion/

No se puede decir que  no hubiera indicios de que, bajo todo el ruido mediático, estaba latiendo algo que más se parecía a una religión o a un credo político que a una posición científica. Aquí mismo pueden encontrarse algunas referencias a contracorriente como la Guía políticamente incorrecta del calentamiento global http://wp.me/p2htU-3X o un curioso libro extensísimamente documentado con referencias científicas de Michael Crichton titulado State of Fear o incluso el Planeta azul, no verde de Vaclav Havel http://wp.me/p2htU-7C .

Lo que deja claro el asunto ahora levantado por el Washington Post es que hay un lobby de personajes que se han hecho multimillonarios con el espantajo del cambio climático y, como sucede siempre que se mezclan el oportunismo político, económico o ambos en cuestiones científicas, al final quien sale perjudicada es la ciencia misma.

El hecho de que se haya estado ocultando información que apuntaría en sentido contrario al supuesto calentamiento global producido por la actividad humana, que esto fuera descubierto hace meses por un hacker y que medios como la propia BBC no se hayan atrevido a publicar esta información porque saben que les iban a echar encima los perros mediáticos es muy grave. Se han desviado durante años ingentes cantidades de dinero que habrían sido mejor utilizadas para otros fines -por ejemplo, paliar el hambre o las enfermedades- y que han ido a parar a objetivos inútiles cuando no a los bolsillos de los promotores del invento.

El que se haya descubierto a esta panda de “megachorizos” capitaneados por su apóstol dedicado a dar conferencias multimillonarias debería invitar a que, de una vez, todo lo relativo al cambio climático, real o inventado, natural o generado por la actividad humana se trajera de nuevo al terreno de donde nunca debió salir, esto es, al científico y no permitir que los políticos metan ahí las manos.

Hasta ahora, lo único que sabemos de cierto con respecto al entorno es una verdad muy simple: Cuanta menos mierda le echemos encima, mejor. La película del cambio climático en los términos presentados por los ahora descubiertos es “una verdad incómoda” pero no la que ellos nos han estado vendiendo. La Real Academia Española tiene un bonito lema “Limpia, fija y da esplendor” y los propagandistas han tratado por todos los medios de fijar y, sobre todo, de dar mucho esplendor. Ahora toca limpiar.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s