Caricatura de las ideologías: La vida de Brian

En los habituales y aburridos rifirrafes del Parlamento, hay un argumento que aburre ya más que cualquier otro y es reclamar la ayuda a la oposición y, de esa manera, poder echar la culpa a otros de la propia gestión.

Ese mismo argumento ya se dio, y era igualmente aburrido, con ocasión del pacto antiterrorista donde sólo hubo una persona, Rosa Díez, que señaló a una cláusula del pacto que estaba siendo deliberadamente ignorada, aquélla que establecía que desde la unidad de diagnóstico y ahí es donde está el truco.

Si en una consulta hay dos médicos y el primero dice que el enfermo tiene una gripe mientras que el segundo dice que es un inicio de infarto, quien tenga la capacidad de decisión lo hace en solitario y no puede reclamar ayuda del otro puesto que no hay una coincidencia en el diagnóstico. Por añadidura, los diagnósticos se realizan desde presupuestos ideológicos que, como tales, son inmunes a la realidad y cada uno ve lo que quería ver desde el principio. Hay una escena espléndida de La vida de Brian que refleja ese fenómeno:

Brian está en el balcón con una manifestación en la calle gritando que es el Mesías mientras el lo niega repetidas veces e inútilmente. De repente, el vidente ciego (ni ahí pueden parar de maquinar los de Monty Python) dice a toda la masa de gente con la voz profunda del que quiere establecer una gran verdad el verdadero Mesías dirá que él no es el Mesías. Naturalmente, eso multiplica aún más los gritos de la multitud porque el ciego les ha convencido de que la negativa de Brian certifica que es el Mesías y éste, al verse pillado, busca una salida y acaba diciendo Bueno, pues es verdad…soy el Mesías esperando que, de esa forma, le tomen por un falso Mesías y le dejen en paz. Lejos de esto, lo dicho por Brian es tomado por una confesión y los gritos de que es el Mesías de nuevo se multiplican.

Cuando esto lo vemos en una película, es divertido. Cuando vemos que responde al comportamiento habitual de los políticos, es patético.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s