¿Quién está volando el avión de la reina?

El accidente de Los Rodeos, aunque ocurrido en España, puso en evidencia un fenómeno muy usual: Algunos pilotos ocupan cargos directivos en sus compañías; como consecuencia de tales cargos, no sólo vuelan menos sino que tienen prerrogativas como las de ejercer como pilotos al mando en vuelos especiales, donde se transporta a personalidades relevantes, etc.

Una compañía europea tiene el dudoso honor de haber establecido la tradición de que, cuando se estrena un nuevo modelo de avión, su jefe de flota se encarga oportunamente de estrellarlo. Parece una broma pero, como mínimo, así ha ocurrido un par de veces.

Cuando los británicos descubrieron que este tipo de cosas también les ocurría a ellos, se preguntaron quién estaba llevando el avión de su adorada Isabel II y se empezaron a establecer algunos criterios más estrictos para asegurarse de que había una práctica de vuelo reciente.

Sin embargo, los que no somos VIPs y nos encontramos sometidos a los vaivenes de un mercado muy presionado y regulado a medias estamos en condiciones muy parecidas a las de la atribulada reina de Inglaterra. Las políticas de contratación de algunas compañías, rigurosamente legales por lo que es al regulador a quien habría que demandarle responsabilidad, están llevando a la contratación de pilotos con niveles de experiencia muy inferiores a los que pueden acreditar muchísimos pilotos aficionados que vuelan sólo ocasionalmente.

La consecuencia de esta práctica es que muchos aviones no van volando con dos pilotos sino con piloto y medio (siendo generoso con lo del “medio”). Alguien podría pensar que no hay de qué preocuparse porque, al fin y al cabo, va un piloto en el avión y el segundo es algo así como la rueda de repuesto en los coches que ya, en la mayoría de los casos, ni siquiera es una rueda normal sino que es la conocida “galleta” con evidentes limitaciones para una rodadura normal.

Pues bien, a quien piense tal cosa permítaseme que le saque de su error:

  1. Los aviones están diseñados para ser volados por dos pilotos en colaboración y no se trata de que uno vuele y el otro vaya de paquete o de espectador. En situaciones de tensión o de urgencia, tener a alguien cualificado o no en el asiento de la derecha puede representar la diferencia entre la vida y la muerte.
  2. Los dos pilotos, incluido el caso de que uno de ellos sea inexperto, llevan el avión; lo habitual es que, cuando una tripulación va a volar varios tramos, en cada uno de éstos el avión sea volado alternativamente por cada uno de los dos pilotos. Cierto es que el comandante siempre tiene la posibilidad de reclamar el control del avión pero el que siente el avión es el que lo lleva y no son pocos los accidentes que se han producido  inmediatamente después de que, ante una situación difícil o confusa, el comandante haya reclamado tal control, lo que implica una redistribución de tareas y una adaptación al nuevo rol, adaptación que no siempre se ha producido a tiempo.
  3. El piloto al mando, como cualquiera, está sujeto a indisposiciones e incluso a fallecimiento en pleno vuelo (esto ha ocurrido más de una vez) y da frío pensar que, en esas condiciones, el avión cargado de pasaje puede quedar sin más recurso que medio piloto que se ha encontrado en el momento y lugar más inadecuados.

¿Necesitamos que se produzca algún accidente con numerosas víctimas directamente atribuible a un error de juicio o a una falta de destreza derivadas de la falta de experiencia? Cuando así ocurra ¿se dirán las cosas como son o se le pondrá el rótulo de “error humano” y se pasará a otra cosa?

Aún están a tiempo de tomarse el problema en serio…o tal vez no. Tal vez un análisis detallado de los accidentes ocurridos desde el momento en que las compañías empezaron a transportar pasajeros con pilotos contratados “por lo mejor” revelase que ya no estamos a tiempo pero la práctica -rigurosamente legal- continúa ahí.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s