“Economía canalla” de Loretta Napoleoni

El libro es glosado en la contraportada como un paso más allá de “Freakonomics”. En mi modesta opinión…ni de lejos. Se centra en los aspectos indeseables de la economía de mercado que se producen en épocas turbulentas pero todos esos efectos pueden ser perfectamente explicados desde modelos como el de Freakonomics o desde autores como Sowell.

Puede decirse que es un “libro-camello” en lo relativo a interés. Comienza manejando un conjunto de estereotipos, alcanza un punto de interés hacia la mitad y se despeña en la trivialidad en el final.

Hay un punto de partida que ya es discutible: El hundimiento económico de la URSS y de sus países satélites dio lugar a la aparición de un conjunto de mafias con un gran poder económico y la emergencia de ese poder es analizada en términos de defecto de la economía de mercado.

Cualquiera que sostenga una posición liberal tiene que negar la mayor. El hundimiento de un sistema no califica a lo que emerge como consecuencia de “economía de mercado”. Se podría definir mucho más correctamente con el propio título del libro, economía canalla, ya que la economía de mercado presupone un estado de Derecho y libertad desde el punto de vista del que compra y del que vende y no la existencia de monopolios soportados desde redes criminales.

No obstante, ese hundimiento ha propiciado una serie de hechos como la moderna esclavitud o economías sumergidas de grandes dimensiones apoyadas en el florecimiento de Internet. Esos hechos son tratados ampliamente y es ahí donde reside el punto de mayor interés del libro.

Al final, sin embargo, aparece como de la nada el modelo de finanzas islámico donde, por motivos religiosos, el dinero no está para producir dinero evitando así la especulación y éste es, según la autora, el nuevo poder emergente.

Por añadidura, modelos como el chino con su negativa a respetar cualquier tipo de propiedad intelectual generarán, también según la autora, un modelo económico nuevo donde las empresas occidentales perderán todo su poder.

Cuando se lanza por el terreno de la profecía, se le olvidan dos pequeños detalles:

-Si el dinero no produce dinero, la única forma posible de inversión es la directa y eso disminuirá con mucho la capacidad mundial para financiar la producción. Teóricamente habrá un mayor orden pero también es falso: Se generaría un mercado clandestino de “dinero que produce dinero” y la economía canalla que denuncia la autora alcanzaría unas magnitudes de vértigo. Una cosa es que fallos y connivencias de los reguladores con los regulados puedan haber producido una situación de crisis como la actual y otra distinta es que la solución sea prohibir por decreto la especulación financiera amparándose para ello en la ley islámica. No es una solución nueva y nunca ha funcionado.

El otro detalle consiste en la “normalización” de la situación china en cuanto a no respetar el trabajo ajeno y mejorar la calidad de las copias hasta hacerlas indistinguibles de los originales. Por su propia naturaleza, ese modelo de actividad tiene que ser marginal y no puede ser “normalizado” ya que, en el momento en que así fuera, el incentivo para crear simplemente sería barrido. ¿Quién se iba a molestar en crear cualquier cosa que supiera que inmediatamente le iba a ser copiada sin que pudiera hacer nada para evitarlo? ¿Quién iba a financiar, por ejemplo, la investigación en la industria farmacéutica?

De hecho, a la autora se le olvida mencionar que los propios chinos se han dado cuenta de este problema y que, en el momento en que ellos mismos han empezado a tener una actividad de I+D propia, han empezado a decir que es importante proteger la propiedad intelectual…y tienen razón. Una práctica marginal, mientras permanezca como marginal, puede ser dañina pero no pone en peligro la estabilidad del sistema; en el momento en que abandone la marginalidad puede tener efectos devastadores porque, en este caso, haría desaparecer todo el proceso de generación.

En suma, 25 euros que se pueden emplear mejor. 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s