Compras por Internet en Renfe: Cuidadín, cuidadín

Hace pocos meses, una tarjeta que mi mujer utiliza exclusivamente para compras de billetes en Renfe fue cazada. No sabemos cómo pero American Express, que es de lejos quien mayor seguridad tiene para el uso de tarjetas por Internet, llamó por teléfono para preguntar si un cargo era suyo. Al decirles que no, dijeron que habían visto que habían llegado bastantes cargos de un sitio extraño y siempre la misma pauta: Dos o tres pequeñas cantidades para ver si la tarjeta funcionaba y después la cantidad fuerte. Nunca más volvimos a saber del asunto pero nos quedamos con la mosca detrás de la oreja.

Hace poco más de un mes, Renfe dejó de admitir para las transacciones por Internet la tarjeta American Express y comencé a utilizar otra tarjeta que sólo utilizaba muy excepcionalmente y no lo había hecho en los últimos tiempos. El día 8 me llega a las 23.30 un SMS pidiéndome autorización para una cantidad de 2.200 euros. Al ser tan tarde, no pude hablar con ningún bicho viviente sino con un sistema automático y todo lo que pude hacer es bloquear la tarjeta y presentar la denuncia.

En la página de Renfe, después de pedir información sobre billetes y en el momento de pasar a la https, siempre sale un mensaje de error indicando que se abandone o que se trate como una excepción de seguridad. Hasta ese momento, siempre habíamos optado por tratarlo como excepción de seguridad pero después de tener dos veces problemas con dos tarjetas distintas, desde dos ordenadores distintos y con el único punto común de estar haciendo compra de billetes por Internet en Renfe…blanco y en botella.

Por añadidura, en el Banco me dicen que en los últimos tiempos se han disparado las reclamaciones de este tipo. No sé si será general o en Valladolid pero, si fuera esto último, cabe pensar que desde que se abrió la línea de AVE es mucha la gente que hay aquí que lo usa y que compra los billetes por Internet. En la propia oficina de Renfe me comentan que cada vez es más la gente que va a las oficinas a comprar físicamente un billete -con toda la incomodidad, colas, etc. que supone- porque no se fían de la transacción por Internet.

En mi caso particular, la cosa parece bastante clara al haberse dado el problema con dos tarjetas que prácticamente no se usaban para ninguna otra cosa que para compra de billetes de AVE. No sé a qué obedecerá el mensaje de error que da la página de Renfe y es muy posible que algún avispado informático conteste que es un asunto de configuración y que no hay ningún problema y no me lleva a ningún sitio raro.

Es posible…pero si me pongo el gorro de pirata informático pensaría en los siguientes términos: Si hay un sitio en Internet donde se hacen muchas transacciones con tarjeta y siempre da un mensaje de error exigiendo al usuario que considere ese sitio como una excepción ¿no es ése el sitio ideal para tratar de entrar sabiendo que la propia conducta que le exige al usuario va a ir en mi beneficio? ¿Cómo va a saber el usuario cuando la alarma es verdadera y cuándo es falsa? Como no lo sabe y la da como falsa por rutina…no puede haber un sitio mejor donde piratear.

De modo que me remito a lo dicho: Cuidado con las compras por Internet en Renfe.

Anuncios

  1. tmoliner

    Hola, viendo tus comentarios sobre las compras en Renfe creo que te puedo pasar lo mismo que amí. Hace una semana estaba comprando un billete, hasta entonces siempre que le daba al botón pagar me salía después de unos segundos la confirmación de compra, pero este día me salía una pantalla que indicaba que para comprobar mis datos me volvían a pedir los datos de la tarjeta (Me extrañaba que los volvieran a pedir pero los metí). Tras meterlos me sale una segunda pantalla donde se pedían datos adicionales (teléhono, email y hasta el nombre de mi madre) Esta vez no introduje ya que me dió mala espina. Volví a entrar asegurándome de que estaba en la página de Renfe y me salían las mismas pantallas. Luego lo volví a probar unas horas después y ya me funcionó como siempre. Como no me fiaba de quien mostraba esta pantalla que volvía a pedir los datos de las tarjetas llamé a American Express y a Renfe y ambos me confirmaron que no los pedían. Así que inmediatamente dí la tarjeta de baja. La explicación supongo que es que se les cuele algún hacker.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s