“Economía en una lección” de Henry Hazlitt

El libro se presenta como “El camino más rápido y seguro para entender la economía básica” y la capacidad de simplificar temas complejos y de romper nudos gordianos en los que se enredan habitualmente economistas y políticos es muy notable.

La tesis central del libro, repetida en múltiples formas y aplicada a distintos entornos, podría describirse de la siguiente manera: Cuando se toma una decisión de favorecer a sectores, grupos, etc. hay que tener en cuenta también cuáles son los efectos que se producen:

  1. En grupos o sectores ajenos a los favorecidos.
  2. En el medio y largo plazo.
  3. En negativo, es decir, no sólo hay que analizar qué ocurrirá sino qué cosas no ocurrirán.

Un ejemplo que puede encontrarse en las primeras páginas del libro es bastante expresivo de este enfoque: Cuando un gamberro rompe un cristal de una tienda, una perspectiva simplista nos diría que se ha creado valor añadido porque se ha creado una necesidad, la de un cristal, que ha dado trabajo a un cristalero. Naturalmente, lo que esta perspectiva omite es que el dinero que, en lugar de gastarse en reponer un cristal, podía haberse gastado en un traje nuevo, habría creado también valor. Sin embargo, como el sastre no aparece en el incidente, es fácil olvidar la perspectiva del “no-producto”.

Hasta ahí, bien. Hazlitt señala muchas situaciones donde las subvenciones o el favorecimiento de determinados productos o sectores acaba siendo dañino para otros sectores o para toda la colectividad en el largo plazo; sin embargo, Hazlitt cae en su propia trampa al olvidarse de los efectos de los plazos.

Un ejemplo usado en el libro y muy de actualidad en España: Si, ante una situación de crisis en la construcción, un Gobierno decide intervenir, naturalmente lo hará con dinero que es de todos y ese dinero, que podía haber creado valor en otras áreas de la economía, va a ser utilizado para subvencionar los bolsillos particulares en un sector ruinoso. Así pues, la subvención a la construcción no creará empleo porque el dinero empleado para ello será detraído de otros sectores donde sí podía haberlo creado.

El argumento está suficientemente bien construido para que no sea fácil detectar la trampa y, sin embargo, ésta existe. La trampa se llama tiempo.

La mano de obra especializada en el sector de la construcción está especializada en un tipo muy concreto de trabajos; si el sector de la construcción sufre una profunda crisis ¿esa mano de obra es instantáneamente recolocable en otros sectores que estén funcionando mejor? Respuesta: No.

Naturalmente, si una crisis no es ya tal crisis sino que es algo con perspectivas de perpetuarse como, por ejemplo, ocurre en sectores como la minería, la siderurgia, la construcción naval o la vergüenza nacional del PER (Plan de Empleo Rural) donde toda corrupción tiene su asiento, las medidas de apoyo, tal como señala Hazlitt, serán totalmente dañinas si al mismo tiempo no se va reconvirtiendo la mano de obra excedente a otros sectores que no necesiten ese apoyo.

El favorecimiento de un sector afecta a la generalidad que tiene que poner encima de la mesa dinero que podía utilizar para otras cosas. Sin duda, pero seguir esa lógica hasta el extremo podría ser peligroso. ¿Por qué tener algo parecido al Seguro de Desempleo, por ejemplo? Es un único ejemplo que podríamos multiplicar hasta el infinito.

Hazlitt tiene razón en que no se pueden perpetuar situaciones que sabemos que son dañinas pero la opción ultraortodoxa en economía también tiene consecuencias negativas y, al igual que en su día ocurrió con los paraísos comunistas, llevar a la práctica en su integridad la doctrina de Hazlitt podría llevarnos a un infierno actual en nombre de un paraíso futuro. Al final, los extremos se tocan.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s