Energía nuclear: Rectificar es de sabios pero ¿cuánto cuesta la contumacia en el error?

http://www.elpais.com/articulo/internacional/Felipe/Gonzalez/propone/revisar/moratoria/nuclear/Espana/elpepiint/20061021elpepiint_6/Tes/

Cierto que por una parte se le puede dar la bienvenida al sentido común pero ¿cuánto nos ha costado su carencia en este terreno durante bastantes años?

El parón de la construcción de centrales nucleares y su sustitución por otro tipo de centrales mucho más contaminantes dio lugar a varios efectos que han permanecido y aún permanecen:

  1. Las compañías eléctricas que habían hecho inversiones que fueron paralizadas comenzaron a recibir un importe específico en el recibo de la electricidad como compensación por esas inversiones perdidas.
  2. La utilización de fuentes más caras y más contaminantes ha hecho que tengamos una energía más escasa y más cara que otros países que han tenido las cosas más claras.
  3. El parón en la construcción de nuevas centrales ha hecho que se estirasen las escasas existentes hasta el límite a pesar de que ya existía tecnología más avanzada sin necesidad de tener que parchear plantas envejecidas con todas las consecuencias asociadas.

Estos han sido los costes principales del “sostenella y no enmendalla” y ni que decir tiene que la disponibilidad y el precio de la energía son claves para la competitividad de un país.

Felipe González se escuda ahora en que han cambiado las cosas desde entonces. Es cierto que el problema de los residuos está encaminado a resolverse reduciendo drásticamente su tiempo de actividad; sin embargo, en cuanto a seguridad, el único accidente realmente grave que se ha producido en una central nuclear es el de Chernobil y, para que se produjera, tuvo que producirse la desactivación de un conjunto de medidas de seguridad y, además, encontrarse con un diseño intrínsecamente inestable.

En su momento, muchos intentaron explicar por qué no era posible un Chernobil con un diseño occidental pero nadie les hizo caso; sin embargo, un modelo donde la reactividad hace crecer la temperatura y ésta la reactividad es inestable. Por el contrario, un modelo con un margen muy estrecho de temperatura de funcionamiento y en el que, estar por encima o por debajo significa disminuir la reactividad, es un diseño intrínsecamente estable. De eso se habló y nadie lo escuchó.

Sea como fuere, nadie puede escudarse en mejoras de seguridad dados los registros de esta industria y, además, el rendimiento de las fuentes alternativas era mucho menor al actual en el momento del parón nuclear.

Como el gobierno actual no está tan convencido como ahora parece estarlo Felipe González, airean incidentes pasados o cuentan que la energía eólica ya produce más que la energía nuclear. ¡Cómo no! Si no paran de construirse aerogeneradores (picadoras de aves para los malpensados) y se van cerrando centrales nucleares, es lógico que así sea.

Concluyo con el inicio: Bienvenido al sentido común pero su anterior carencia del mismo nos ha salido muy cara.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s