Cuidado con las redes sociales

Ayer recibí una invitación de un amigo para conectarme con él a través de una red en la que, aunque estaba, no había entrado nunca más.

Al conectarme para aceptar la invitación, me encontré con que me pedía mi contraseña de correo electrónico para ver cuáles de mis contactos estaban en la red; me lo pensé pero finalmente la escribí y me salió una lista de varios cientos de nombres.

La siguiente pregunta consistía en si quería averiguar quiénes de ellos estaban ya en la red y, al responder positivamente, lo que hizo el programa es enviarles a todos mis contactos un mensaje invitándoles a unirse a la red como contactos míos.

Naturalmente, entre esos cientos de nombres hay los más diversos tipos de relación y no me apetece en absoluto que muchos de ellos, con los que la relación es escasa o estrictamente profesional o incluso que expresamente me han dicho que no quieren participar en este tipo de redes, reciban un mensaje mío de esta clase.

Lo dicho; mucho ojo porque se puede acabar ejerciendo de “spammer” sin comerlo ni beberlo.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s