El enigma “Pedro del Hierro”

Pedro del Hierro, conocido por sus diseños pero del que pocos sabíamos nada, apareció hace unos días en un programa de televisión donde se contaba que no tenía dinero para pagar un tratamiento médico y que había estado a punto de acabar en un albergue municipal. El motivo no era otro que la negativa de la empresa que le compró la marca con su nombre (Cortefiel) se negó a sufragar el tratamiento y a impedir que cayera en esa situación.

Esto fue básicamente lo que se dijo en televisión y esto es lo que, más o menos, se repite en una publicación de hoy del diario El Mundo. Sin embargo, a cualquier observador imparcial le faltarán algunos datos para llegar a una conclusión distinta de la mera crítica a las grandes empresas y cómo dejan tirados a sus creadores.

Pregunta primera: Cuando Pedro del Hierro vendió su marca a Cortefiel ¿lo hizo con carácter gratuito o cobró una cantidad de dinero? Si, como es de esperar, la segunda opción es la correcta ¿cuánto?

Pregunta segunda: Al parecer, se establecieron unos acuerdos de colaboración en el diseño pero, al cabo de un tiempo, Pedro del Hierro desapareció ¿cobraba por esas colaboraciones? ¿por qué dejó de hacerlas?

Si recurrimos a la memoria reciente, encontraremos que hace un tiempo se encontró nada menos que a Ted Turner (creador y gran jefe de CNN) rebuscando en los cubos de basura; evidentemente, no es que le faltase el dinero sino que se trataba de un problema de tipo mental.

¿Ocurre algo parecido con Pedro del Hierro? Si no es así ¿qué ha sido del dinero que muy probablemente ha recibido por la venta de su marca y por las colaboraciones?

Si Pedro del Hierro tiene algún vicio oculto y muy caro o una afección mental que le lleven a encontrarse en la situación actual ¿es justo que se le echen los perros a la empresa que le compró la marca?

Es posible que, puestos todos los datos encima de la mesa, resulte que es cierto y que le han abandonado de mala manera pero también es cierto que se ha tratado de hacer reportajes lacrimógenos y se han omitido datos esenciales para saber de qué estamos hablando.

¿Es esto lo que llaman investigación periodística? Si tanto se preocupan por Pedro del Hierro ¿no deberían preocuparse también por cómo puede afectar -a lo mejor de forma totalmente injusta- todo este asunto a la empresa que compró la marca y a los empleos que de ella dependen? ¿no creen, señores periodistas, que esa mera eventualidad hace que deban aplicarse un poco más en su trabajo e investigar también esos otros datos muy relevantes  y de los que nada dicen?

Se me ocurre un paralelismo sencillo: Si yo le vendo mi casa a alguien y me gasto el dinero, no puedo después acusar al comprador porque me vea obligado a dormir en un albergue municipal. Por eso es importante saber a cambio de qué se vendió la marca y si realmente Cortefiel tiene alguna responsabilidad en este asunto, como le están atribuyendo, o no. 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s