Guía políticamente incorrecta del Islam (y de las Cruzadas)

http://findesemana.libertaddigital.com/articulo.php/1276233464

El vínculo conduce a un resumen de un libro de próxima aparición y que cuenta algunos de los elementos más ajenos a los derechos humanos del Islam.

La cosa se quedaría en una anécdota si no fuera porque realmente existen tendencias dentro del Islam que siguen a pies juntillas los puntos señalados en este libro. Si miramos al cristianismo y nos basamos en los textos escritos, también encontraremos sus propias barbaridades. Véase la muestra:

Citas bíblicas

Para cualquiera que viva en un país de tradición judeocristiana, aunque no pueda negar que esos textos existan, no dejará de considerarlos como algo anacrónico y que nunca se pensaría en aplicarlos hoy. Ese mismo tipo de afirmación es mucho más dudoso en cuanto se refiere a los sectores más radicalizados del Islam. Tal vez uno de los libros mejor documentados es precisamente de una musulmana, la periodista canadiense de origen ugandés Ishrad Manji, y su libro The trouble with Islam donde critica desde dentro tanto el integrismo islámico como el nacionalismo panarabista que podría utilizar al Islam como medio de expansión.

Sabemos que si algo no puede ni debe ser relativo, como su propio nombre lo indica, es precisamente la Declaración Universal de los Derechos del Hombre:

http://www.un.org/spanish/aboutun/hrights.htm

Pues bien, para que fuera aceptada, ha sido necesario crear una versión a medida para los países islámicos más reticentes:

http://www.gees.org/articulo/952

Hay una tendencia a mirar hacia el otro lado cuando se toca este tema. Esta tendencia llega desde relativizar posiciones que, en lo tocante a derechos humanos, deberían ser absolutas hasta hablar de alianzas de civilizaciones donde se dan paradojas como que uno de los componentes de la supuesta alianza pueda defender el matrimonio de homosexuales mientras el otro los ahorque en la plaza pública por el simple hecho de ser homosexuales.

¿Cabe algún tipo de alianza entre tales extremos? ¿Puede llegar a tanto el relativismo defendiendo un derecho aquí y justificando su atropello allá? ¿Se puede ser feminista aquí y contemplar como una peculiaridad cultural la ablación del clítoris allá…o incluso aquí si es realizada por los de allá?

La frase de Savater No se puede ser tolerante con la intolerancia sólo puede ser superada en su terreno por un oficial del imperio británico en la India que, al observar que pretendían quemar a una viuda al morir su marido, se interpuso. Uno de los que iban a participar en el hecho adujo que se trataba de una tradición india y el oficial no tenía por qué interponerse. A esto, el oficial británico repuso: En mi país también hay una tradición que consiste en ahorcar al que mata a alguien. Actuemos cada uno de acuerdo con las tradiciones de nuestros países respectivos. Ni que decir tiene que, ante tan enorme falta de respeto a la tradición, decidieron no quemar a la viuda.

Es cierto que las citas, sean del Corán o de la Biblia, no tienen mayor trascendencia mientras no haya alguien aquí y ahora que pretenda aplicar literalmente algo escrito hace más de mil o dos mil años. Sin embargo, ese tipo de personajes existe y, por tanto, no se puede mirar hacia otro lado en nombre de un relativismo que todo lo autoriza bajo el rótulo de peculiaridades culturales.

Al mismo tiempo que esto ocurre, uno de los mayores monumentos literarios contra la intolerancia religiosa ha salido de la pluma de Amin Maaluf con el título Los jardines de luz, pequeña obra devastadora contra los fanatismos religiosos y en favor de posiciones mucho más abiertas. Tal vez tenga algo que ver que Maaluf es libanés con raíces cristianas y ello puede haberle llevado a relativizar los credos.

El mismo autor tiene otra obra sobre las Cruzadas vistas por los árabes donde se encuentran divertidas afirmaciones como que los franceses (término genérico utilizado por los árabes para designar a los cruzados) de origen alemán tenían determinadas características que no compartían con los franceses de otros sitios (no necesariamente Francia).

Pensar que el Islam o el cristianismo son monolíticos es absurdo, dada la diversidad y cantidad de creyentes en ambas religiones. Bienvenida sea la denuncia de excesos cometidos en nombre de la religión así como la denuncia de la hipocresía de aquéllos que justifican para otros lo que nunca quisieran para ellos.

No debemos cerrar los ojos a la existencia de personas también dentro del Islam que, como el personaje de Los jardines de luz, son capaces de huir de todo tipo de fanatismo religioso.

El pequeño resumen del libro que puede leerse pinchando el vínculo ciertamente da una idea del Islam en su versión más extrema, es decir, aquélla que acepta la literalidad del Corán. Esa idea forma parte de una realidad y esa parte de la realidad es rechazable pero no única.

Son muchos los musulmanes que podrían manifestar el mismo nivel de rechazo a esa realidad que el mostrado por los no musulmanes y, sin falsos relativismos, es necesario diferenciar qué es admisible y qué no lo es.

Vargas Llosa definía las religiones como “verdades privadas” que afectan al comportamiento del creyente y a nadie más. No se puede utilizar “verdades privadas” para atacar “absolutos” como son los derechos individuales.

Al día de hoy, no podemos escandalizarnos por las barbaridades que puedan decir libros escritos hace más de un milenio. Sí debemos hacerlo, y no consentirlo, cuando alguien pretende hacer de esas barbaridades el código por el que rige su vida y pretende regir la de los demás. En ese punto, ya no valen el relativismo ni la hipocresía al uso.

Anuncios

  1. jlmz

    Es una satisfacción ver que el sentido común vuelve a estar presente, aunque aún poco, en el pensamiento y en las opiniones de nuestros intelectuales.

    Muchas gracias por ello al autor de esta magnífica entrada.

  2. abrde

    están bien tus reflexiones, pero te recomiendo que mejores tus fuentes de información

    el libro que enlazas y, se intuye, recomiendas está trufado de falsedades históricas, mentiras, manipulaciones, medias verdades… siempre desde una misma óptica

    es un libro construido desde el odio para, mediante la mentira, incitar al odio

  3. José Sánchez-Alarcos

    Como creo que puede apreciarse en este y otros posts, no les tengo especial simpatía a las religiones -a ninguna religión- entendidas bajo el concepto que Savater define como “tecnologías de salvación”.

    Parece, sin embargo, que la visión políticamente correcta impide criticar excesos, que los hay, del Islam y, desde ese punto de vista, me parece interesante que haya un libro que se atreva a criticarlos.

    En esa misma línea, sí me atrevo a recomendar abiertamente la lectura de “The trouble with Islam” de Ishrad Manji, periodista nacionalizada canadiense de origen ugandés, musulmana y lesbiana…vamos, que la mujer tiene todo para que la hubiesen apedreado sus tolerantes correligionarios y, a pesar de todo, es musulmana.

    Quizás una crítica en profundidad y desde dentro merezca más crédito. Lo que, desde luego, no vale es la payasesca “alianza de civilizaciones” cerrando los ojos a que hay gente que está siendo ahorcada o lapidada por actos que en el mundo civilizado -sí, civilizado- son considerados normales.

    El silencio es cómplice y no creo que debamos ser cómplices en nombre de una tolerancia mal entendida.

  4. abrde

    el problema de odiar las religiones, es que acabas por odiar a sus practicantes

    tú, por lo visto, odias las relegiones en general, pero te supongo vacunado del odio a los cristianos porque vives rodeado de ellos y el conocimiento del otro es la mejor vacuna posible contra el odio

    no te ocurre tal cosa con los musulmanes y, si no los ves desde el odio, sí que pareces verlos desde la desconfianza y el recelo

    no conozco el libro del que me hablas por lo que no puedo valorarlo. seguro que el testimonio de esa mujer es muy interesante, y si tengo ocasión lo leeré. Eso sí, afortunadamente, por matrimonio la mitad de mi familia es musulmana, y además he vivido lo suficiente en países de mayoría musulmana como para conocer esa religión y esa sociedad bastante bien, sus luces y sus sombras

    está muy bien mirar a otras culturas y civilizaciones para ver lo que allí ocurre. pero si las fuentes que seleccionas son tan poco equilibradas como la que propones, corres el riesgo de ver la realidad de una forma distorsionada

    te pongo dos ejemplos extraídos del resumen al que has puesto el link:

    1. La circuncisión femenina

    (…) no es una costumbre específicamente islámica, dado que existe en una cierta cantidad de grupos culturales y religiosos de África y del sur de Asia. Entre los musulmanes, prevalece principalmente en Egipto y su entorno. A pesar de que, en el mejor de los casos, hay escasas referencias a esta horrible práctica en el Corán o en los hadices, los musulmanes que la practican la revisten de un significado religioso”

    este es un ejemplo de mentiras y de verdades a medias para manipular:

    Mentiras: “A pesar de que, en el mejor de los casos, hay escasas referencias a esta horrible práctica en el Corán o en los hadices”. no es que haya escasas referencias, es que NO HAY NINGUNA. es más, hay multitud de hadices donde se valora muy positivamente el sexo, el placer que produce, y reconviene a los hombres que no se preocupan de satisfacer a sus mujeres. Se dio el caso de que Muhammad concedió el divorcio a una mujer porque su marido no la satisfacía. Siendo así ¿cómo es posible que una religión recomiende el placer sexual de las mujeres y al mismo tiempo pida la mutilación del clítoris?

    Medias verdades: “existe en una cierta cantidad de grupos culturales y religiosos de África y del sur de Asia”. es verdad que es una práctica preislámica que aún perdura en diversas culturas pero, ¿por qué el autor nos oculta que una de esas culturas es la de los cristianos de egipto y otros países africanos?

    Claro, el lector que conociera que también ciertos cristianos practican la ablación de sus mujeres y lo defienden desde argumentos religiosos, desterraría inmediatamente, desde el conocimiento, que el cristianismo ampare esa práctica horrible. Podría entonces hacer un análisis y pensar que si la ablación sólo ocurre en determinados países “islámicos”, a lo mejor tampoco es debido específicamente al islam, sino a esas sociedades, que han conseguido mantener horribles tradiciones con falsas justificaciones religiosas

    Pero al que ha hecho ese libro no le interesa que el lector piense por sí mismo más que para llegar a las conclusiones que él defiende

    2. Indica a los maridos que golpeen a sus esposas desobedientes: “(…) luego pegadles” (4: 34).

    es una de las acusaciones del islam más conocidas. la de que autoriza a pegar a las mujeres. Nunca nos faltarán “defensores de los derechos humanos” dispuestos a citar esa sura del corán para despotricar del islam. estos supuestos defensores nunca nos cuentan la traducción que han utilizado y, si alguna vez se encuentran con un corán que traduce “daraba” por algo distinto de golpear, buscarán otro corán que diga lo que ellos quieren que diga

    El corán es extremadamente difícil de traducir. como mínimo existe una duda razonable, pero para muchos fanáticos no hay tal duda. En esta página verás un análisis de lo que puede significar “daraba”

    http://www.webislam.com/?idt=3305

    veras que “daraba” en realidad es “D-R-B”, y que tiene multitud de traducciones posibles. De hecho, te bastáría una única clase de áraba para entender que este idioma se escribe de un modo algo peculiar, sin escribir la mayoría de las vocales. se parece bastante a cuando escribimos un sms en un móvil, ahorrando letras y permitiendo al lector experimentado en el lenguaje la correcta interpretación gracias al contexto

    por tanto, como mínimo, algunos de los que tanto critican al islam por esa sura, podrían plantearse que en realiad está mal traducida

    fanático es el islamista que defiende que no hay más que una interpretación del islam, la suya que, entre otras cosas, le autoriza a pegar a su mujer

    fanático es también el supuesto defensor de los derechos humanos que para criticar al islam asegura que no hay más que una interpretación correcta del islam, la que hace el fanático al que aludía anteriormente

  5. José Sánchez-Alarcos

    Gracias por tu respuesta en un tema de tanto interés como éste.

    Tengo que empezar por negarte la mayor: No tener especial aprecio a algo no significa odiarlo. Ése es un salto muy grande que, desde luego, no he dado en ningún caso. El otro salto -odiar las religiones es odiar a sus practicantes- es todavía mayor y desde luego no se me pasa por la cabeza.

    Veo que tienes una amplia cultura sobre el Islam; considerablemente mayor que la mía aunque probablemente soy de los pocos no musulmanes que se han leído el Corán. En cuanto a los hadizes, sé que existen y que buena parte de la tradición islámica proviene de ellos y no del Corán pero no estoy familiarizado con ellos en absoluto.

    Sin embargo, creo que hay algo importante que se puede escapar en esa línea de debate. En sociología, se dice que cuando algo socialmente es verdad, lo es con independencia de su verdad objetiva. Aparentemente, esto es una barbaridad y lo sería si no fuera porque cuando algo se considera de forma generalizada como verdad produce efectos como si realmente lo fuera.

    Soy incapaz de rebatirte si los hadizes dicen algo sobre la ablación del clítoris femenina o no…pero el hecho es que es una práctica muy extendida y que los que la practican creen que sí y actúan en consecuencia.

    Ése es el problema real; entrar en el otro tema lleva a exhibiciones de erudición que no llevan a ninguna parte cuando hay una realidad que va por otro lado.

    Tampoco el Nuevo Testamento plantea un enfoque de la religión como el que dio lugar a la Inquisición y a la quema de brujas y herejes pero lo cierto es que éstas se dieron.

    ¿Debemos rechazarlas como fenómeno marginal en nombre de la pureza de la religión o asumirlas como realidad?

    Es posible que tengas razón y, como te decía, no estoy en condiciones de rebatirte lo que puedan decir los hadizes pero hay una realidad que se impone: Muchos musulmanes creen lo contrario y actúan en consecuencia.

    Creo que esa realidad hay que asumirla, al igual que hay que asumir que la Declaración Universal de los Derechos del Hombre no les valió a los países islámicos que tuvieron a los que tuvieron que hacerles una versión a su medida.

    Si lees la reseña del “Por qué soy cristiano” de Marina verás que llega incluso a dudar de la existencia real de la figura de Cristo. ¿Importa eso ahora? El hecho es que mucha gente cree que existió y le puso una serie de características y guía su comportamiento de acuerdo con esa creencia.

    Es por eso que creo que una discusión sobre lo que dice o no dice el texto es estéril. El punto importante es lo que hace mucha gente pensando que está actuando de acuerdo con lo que diga el texto…lo diga o no, es decir, hay una realidad social de falta de respeto a los derechos humanos en nombre de la religión como los ha habido en el pasado en otras religiones que, afortunadamente, cuentan hoy con menos poder del que en su día tuvieron.

  6. abrde

    Qué bien que no sientas odio

    bueno, cualquiera puede ver a simple vista que el autor de ese libro lo siente. El libro hace una recopilación de tópicos y creencias acusatorias fáciles de desmontar a poco que uno se documente un poco. y puesto que el autor renuncia a ofrecer una información más poliédrica del tema, no hay más remedio que concluir que no ha deseado ofrecer más que una visión absolutamente sesgada, injusta, descontextualizada y falsa. Quien hace ésto sólo lo puede hacer desde el rechazo a esa religión

    Es como si un australiano quiere enterarse de la política actual en España y no lee más que artículos de Jiménez Losantos

    aquello de la verdad sociológica, qué quieres que te diga. Eso significa que el islam es una religión de violencia porque la sociedad occidental así lo cree mayoritariamente. Aunque claro, es una religión de paz porque la sociedad musulmana así lo cree mayoritariamente. Dos verdades contrarias enfrentadas. Al final nos queda el sempiterno choque de civilizaciones

    A lo mejor, si dejáramos de admitir como verdades lo que es verdad sociológicamente, y preocuparnos por averiguarlo por nosotros mismos. Descubriríamos del otro que no es tan distinto a nosotros como pensábamos

    respecto a los hadices, los hay de muchos tipos y colores. Están clasificados de acuerdo con su verosimilitud, en función del número de fuentes que los acreditan y la fiabilidad de esas fuentes (cercanía al profeta, tiempo en que se anotó el hadiz…)

    Normalmente, ocurre que la mayoría de los hadices más amables y que más enlazan con ideas de tolerancia, no imposición, etc son los más fiables. y que la mayoría de los hadices que más ampoyas levantan en occidente son de menos fiabilidad y están puestos en duda

    hay musulmanes que no aceptan más texto sagrado que el corán y reniegan de los hadices más que como orientaciones no vinculantes e interpretables. Hay otros que seleccionan los hadices en función de su fiabilidad y de si entran de algún modo en contradicción con el corán o no. otros toman todos los hadices como verdad suprema a la altura del corán

    Hay, en fin, musulmanes herederos de la tradición racionalista que los árabes adquirieron a través de su estudio de los grandes filósofos griegos y que se permiten interpretar y razonar los preceptos de la religión, llegando a una forma de entender la religión absolutamente abierta y tolerante

    Otros, son partidarios de una única interpretación que, por supuesto, les corresponde a ellos hacer

    Hay de todo y a mi me preocupa hacer entender a quien no conoce tanto del tema que, cuando queremos denunciar las atrocidades que se cometen en nombre del islam, es en mi opinión equivocado atacar el islam

    Primero, porque hacemos un favor a los fanáticos cuando proclamamos que el corán o los hadices en efecto proclaman la guerra, o la ablación, o el maltrato a las mujeres en lugar de poner en duda tales cosas

    Segundo, porque aunque así fuera (que no lo es) renunciamos a una interpretación de la religión que permita la coexistencia con los derechos actuales que en occidente nos reconocemos. Si nos ponemos literales, también la biblia tiene barbaridades mucho más gordas que el islam y no por ello nadie piensa que el cristianismo sea incompatible con los derechos humanos

    y tercero, porque atacando a la religión atacamos a muchos musulmanes (que además son la mayoría) que sí hacen una lectura abierta y tolerante de su religión y viven conforme a ella, en paz con los demás y en profundo desacuerdo con los fanáticos

    por cierto, ya que hablé de choque de civilizaciones, esta frase tuya respecto a la alianza conduce a error:

    “deberían ser absolutas hasta hablar de alianzas de civilizaciones donde se dan paradojas como que uno de los componentes de la supuesta alianza pueda defender el matrimonio de homosexuales mientras el otro los ahorque en la plaza pública por el simple hecho de ser homosexuales”

    quien no esté muy bien informado, pensará que españa está impulsando esa alianza con un país que ha realizado ahorcamientos de homosexuales en plaza pública. creo que confundes Irán con Turquía. quien tenga algo de información pero no toda, acabará pensando que Zapatero está impulsando la alianza de civilizaciones con Ahmadinejad, o bien que en Turquía se realizan ahoramientos de homosexuales en plaza pública

    a lo mejor tú mismo eres el que estás confundido

  7. José Sánchez-Alarcos

    No; definitivamente no confundo Irán con Turquía. Por cierto, no creo que la razón de una situación más abierta en Turquía sea atribuible al Islam sino a un masón -Kemal Ataturk- que, como buen masón, probablemente no le tenía un especial aprecio al fenómeno religioso.

    En cuanto a si la tal alianza es con Ahmadinejad o no, todavía estoy esperando una manifestación clara en contra de las prácticas que se producen en países como Irán en nombre de la religión.

    No seré yo quien defienda o justifique las barbaridades que contiene la Biblia. De hecho, si sigues un vínculo del post, verás un buen surtido de ellas pero eso creo que nos lleva a otro sitio:

    Si aceptamos que hay barbaridades en la Biblia o en el Corán pero prescindimos de ellas porque no vamos a hacer una interpretación literal, me parece muy bien; creo que es una práctica sana pero…al mismo tiempo no podemos defender una religión basándonos en la literalidad de lo que dicen o no dicen sus textos.

    Si hay que elegir entre lo que dice un texto y entre las prácticas, me parecen mucho más creíbles las segundas y, por cierto, no me negarás que los países islámicos han exigido una Declaración de los Derechos Humanos distinta porque no les gustaba la general (tienes también el vínculo en el post).

    No creo que el Islam sea monolítico pero lo cierto es que se cometen auténticas salvajadas en su nombre.

    ¿Puede haber un Islam “puro” que no se reduce ni a la literalidad de sus textos ni a las barbaridades cometidas en su nombre? Lo mismo podría preguntarse del cristianismo, por ejemplo, con la diferencia de que, afortunadamente, la Iglesia no tiene el poder que tuvo y de las barbaridades del cristianismo hablamos en pasado.

    Creo que no; es una línea argumental que recuerda demasiado a los que defienden las bondades del comunismo a pesar del accidente o de la desviación que produjeran los millones de muertos producidos por Stalin.

    Por cierto, te recomiendo la lectura de “Los jardines de luz”. Su protagonista no rechaza ninguna religión y las rechaza todas a la vez, es decir, no rechaza el fenómeno espiritual pero sí el dogmatismo asociado a los credos organizados y sus consecuencias.

  8. abrde

    “No creo que el Islam sea monolítico pero lo cierto es que se cometen auténticas salvajadas en su nombre. ”

    No lo niego. Supongo que tampoco me negarás tú que se han cometido y se siguen cometiendo auténticas salvajadas en nombre no sólo del cristianismo, o el judaismo, o el hinduismo… etc, sino también en nombre de la Democracia, de la Libertad, de la Igualdad, de la Fraternidad, de la Solidaridad, y de tantos valores puros que escribimos con mayúsculas

    Pero por más que algunos cínicos interesados se agarren a los “valores de la democracia” para justificar sus tropelías, no seré yo quien despotrique de la democracia, sino tan sólo de quienes interesadamente se apropian de ella la tergiversan

    Lo que ocurre con el islam es análogo. En su nombre se cometen abusos injustificables, pero la razón no está en ella misma, sino en los autores de los abusos. Sigue atacando al islam y te estarás haciendo cómplice de esos fanáticos, dándoles la razón en que su religión les autoriza o impulsa a ser fanáticos. Al tiempo, estarás marginando a quienes desde dentro luchan por cambiar las cosas

    Te agradezco la recomendación. Admiro la obra de Amin Maalouf, a quien recientemente he descubierto. Sin duda leeré los jardines de la luz. Me identifico con lo que dices de su protagonista, aunque yo además rechazo el dogmatismo de los que abominan de las religiones

    Permíteme ahora recomendarte “Orientalismo” de Edward Said. A los occidentales nos hace falta una buena dosis de compresión de lo que es “Oriente” alejándonos de nuestra visión “occidentalocentrista”. Alejarse para tomar perspectiva siempre es saludable. En ese sentido, se parece a “Las Cruzadas vistas por los Árabes”, aunque sólo en ese sentido, ya que la temática es totalmente distinta y Orientalismo es mucho más denso (también menos ameno)

    Respecto a si puede haber un Islam “puro”, no sólo puede haberlo, sino que además existe. El que está en millones de musulmanes que no son ni violentos, ni intolerantes. Tengo la fortuna de conocer muchos “islámenes puros”

  9. José Sánchez-Alarcos

    Lo leeré. Me había leído también el de “Las Cruzadas vistas por los árabes” y es curioso como los cruzados genéricamente eran “franceses”.

    Por cierto, la película “El reino de los cielos” dibuja un panorama que creo que no es demasiado distinto del de Maaluf. Tal vez por eso ha sido ferozmente criticada por los dogmáticos de signo contrario.

    Discrepo en que estar en contra de los dogmatismos convierta a alguien en dogmático. De hecho, hay una frase de Savater en ese sentido que me encanta y es la de que “no se puede ser tolerante con la intolerancia”.

    Aprovecho para darte tres recomendaciones más, una posiblemente ya la conoces porque es también de Maaluf: “León el Africano”. Posiblemente una de las mejoras novelas históricas que se pueden leer y que entra precisamente en toda la cuestión de los dogmatismos religiosos.

    Las otras son muy distintas: “Sobre la divinidad” de Aldous Huxley y “El monje y el filósofo” de Revel y Ricard.

    Creo que todas ellas son enriquecedoras.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s