AMBIENTE DE ELECCIONES GENERALES

Ayer hubo elecciones locales y autonómicas en España. El resultado es de mayor número de votos del Partido Popular y mayor número de concejales del Partido Socialista.

¿Todo queda igual? En absoluto. Desde la perspectiva del Gobierno actual, aparecen algunos nubarrones que pueden hacer muy probable un adelanto electoral:

Situación económica:

La situación económica continúa siendo buena con desequilibrios estructurales cuya valoración depende mucho del lado desde el que se realice esa evaluación. Sin embargo, hay un punto que no está sujeto a opiniones: El precio del dinero está subiendo en vertical y eso afecta a lo que ha sido la locomotora económica de los últimos años: La construcción.

A pesar de que la ministra de Vivienda, que se ha caracterizado por su irrelevancia, quiera apuntarse el tanto de la bajada del precio de la vivienda, ésta corresponde sin duda a la subida de las hipotecas y sus efectos sobre la renta disponible.

Cualquier historiador de la economía recordará cómo la famosa crisis del 29 no fue una crisis bursátil sino que fue, en primera instancia, una subida fuerte del precio del dinero que afectó a la enorme cantidad de personas que se habían endeudado para comprar valores. Cuando no pudieron resistir el endeudamiento, tuvieron que vender con los efectos conocidos. El parecido de la situación española actual es preocupante y la tendencia no tiene aspecto de cambiar en los próximos tiempos.

En lo demás, el Gobierno actual ha seguido una línea de continuidad con anteriores Gobiernos. Cuestiones de gran trascendencia como el intervencionismo en casos como el de Endesa no son atribuibles a un modelo económico sino, simplemente, a un caso de corrupción. Naturalmente, esto no significa quitarle importancia ya que deja en cuestión temas como la seguridad jurídica con sus efectos sobre la inversión.

Llegada del momento de la verdad:

Entre los resultados de las elecciones de ayer, merece la pena especialmente destacar el caso de Navarra y sus posibles consecuencias. El Partido Popular ha perdido la mayoría absoluta y eso deja al Partido Socialista con dos posibilidades: Mantenerse en la oposición y formar gobierno de coalición. En este segundo caso ¿con quién? ¿Con el Partido Popular o con los nacionalistas vascos con intención de anexionarse Navarra?

Si opta por los nacionalistas vascos, ello le puede servir para mantener vivo un contacto o negociación con ETA que le está siendo muy costoso en el resto de España pero demostraría de forma clara que Navarra formaba parte del precio y eso, sin ninguna duda, pasaría factura en unas elecciones generales. Por otra parte, los hechos del pasado reciente apuntan muy claramente que el Partido Socialista optará por seguir la línea de acercamiento a los nacionalistas vascos.

Organización de los adversarios:

La aparición de nuevos partidos de izquierda antinacionalista puede hacer daño a los dos grandes partidos: El Partido Popular ha hecho cesiones criticadas por muchos de sus partidarios como, por ejemplo, cambiar la cabeza del partido en Cataluña -en la época de Aznar- para complaceer a su aliado nacionalista. Los dirigentes locales del Partido Popular también han tenido una deriva nacionalista llegando, en comunidades gobiernadas por el Partido Popular, a tener conductas en relación con el idioma común de todo el país -el español- perfectamente equiparables a las que se han producido en comunidades gobernadas por los nacionalistas.

A pesar de ello, las cesiones del Partido Socialista han sido mayores: No sólo la negociación con el nacionalismo terrorista sino la formación de alianzas que implican el compromiso de no negociar con el Partido Popular en ningún ámbito -pacto del Tinell- o el apoyo al Estatuto de Cataluña que comienza estableciendo que Cataluña es una nación, cosa difícil de apoyar donde hay una Constitución que establece que España es una nación única e indivisible y se podría seguir relatando cesiones.

Lógicamente, los partidos antinacionalistas de izquierdas pueden robar votos a ambos lados pero, especialmente, se los quitarán al Partido Socialista con lo que puede haber un interés en convocar elecciones antes de que estos partidos lleguen a representar fuerzas determinantes.

Si recordamos el pasado reciente, tras la primera victoria del Partido Socialista de Felipe González, éste revalidaría su mayoría absoluta ganando todavía por más margen. En la victoria con mayoría relativa del Partido Popular ocurrió algo parecido pasando a una mayoría absoluta en su segunda legislatura.

El Partido Socialista actual ha roto esta norma y, casi desde el primer día, ha ido sufriendo una sangría en intención de voto. Los tres factores apuntados no parece que vayan a contribuir a disminuir esa tendencia sino todo lo contrario. En esas condiciones, parece lógico esperar una convocatoria de elecciones generales a corto plazo.

NOTA AÑADIDA: En el momento de escribir este añadido, ETA ha comunicado su intención de volver a los asesinatos. Una razón más para el adelanto electoral. Al Gobierno no le queda otro remedio que hacer un conjunto de gestos muy visibles que dejarán en evidencia si va a insistir en la línea emprendida o va a realizar un cambio radical.

Las alianzas postelectorales, especialmente en Navarra o en Vitoria, van a ser un claro termómetro; lo mismo puede decirse respecto del tratamiento de la situación penal de personajes claramente vinculados a ETA a los que, hasta el momento, se ha tratado con guante de seda.

Tras el atentado de Barajas -con dos muertos-  el Presidente del Gobierno señaló que iba a perseverar en los esfuerzos por la paz. Si, ante la nueva situación, insiste en el mismo mensaje es de esperar una caída en vertical de su partido, escenario por el que muchas personas no están dispuestas a pasar. Sea cual sea la línea a seguir, va a quedar en evidencia en los próximos días y, sea cual sea, aparece un argumento más, de mucho peso, para un adelanto electoral.

Anuncios

Un Comentario

  1. jlmz

    Creo que el análisis de los resultados de las elecciones que se presenta en está página debería ser objeto de una seria reflexión de los políticos de la derecha. Ayudaría mucho a dar salida a la situación actual y, sobre todo, a evitar que una vez expulsado el actual presidente del gobierno, se incurra nuevamente en errores crasos que ya se vislumbran en las palabras de algunos de los actuales dirigentes del Partido Popular.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s