El regreso del idiota (Álvaro Vargas Llosa, Mendoza y Montaner)

“El regreso del idiota” es la segunda parte del “Manual del perfecto idiota latinoamericano” con algunos elementos actualizados.

Un avance sobre el “Manual del perfecto idiota” es el hecho de que haya comenzado a discriminar entre las izquierdas de corte populista y retrógrado y otro tipo de izquierdas más modernas y civilizadas.

Sin embargo, se aprecia la influencia de Vargas Llosa padre, que, como en el anterior, prologa el libro e incurre en algunas contradicciones:

Vargas Llosa padre siempre criticó que en los países más avanzados se considerase la democracia como un lujo no accesible a otros países como, por ejemplo, el suyo y que se tuviese la idea de que una hipotética dictadura benigna pudiera funcionar mejor para sacar a un país de la pobreza.

Tal vez Vargas Llosa debería aplicarse la afirmación de Galbraith de que la mayor amenaza de la democracia es la ignorancia ya que, sin una ignorancia de base, es difícil que puedan funcionar movimientos de corte populista como los que están apareciendo por Sudamérica y por algunas partes de Europa.

El propio Vargas Llosa debería haber sacado consecuencias del hecho de haber sufrido una derrota electoral en su país a manos de un personaje como Fujimori. ¿No le dice nada eso? ¿No le parece que la frase de Galbraith es perfectamente adecuada a esa situación?

“El regreso del idiota” contrapone países que llevan una trayectoria descendente gracias a movimientos populistas donde la adscripción política es lo de menos porque resulta bastante móvil. Casos como Chávez y su transfiguración de militar golpista a caudillo de la izquierda o, en la Italia reciente, de Berlusconi, de colaborador de la izquierda a populista de la derecha son muy significativos.

Resulta también significativo que, entre los países que están funcionando bien gracias a la receta del liberalismo económico, sitúen a China. Cierto que China resulta el gran emergente pero ¿dónde está la democracia política que los Vargas Llosa padre e hijo consideran como condición previa? ¿No está invalidando su propio ejemplo las tesis iniciales?

En suma, se trata de un buen libro de denuncia donde añade un conjunto de recomendaciones bibliográficas muy notables. Es cierto que desde “El manual del perfecto idiota” ha salido un modelo de izquierda populista y retrógrada al que atacan con una saña que algunos entendemos plenamente justificada.

Se olvidan, sin embargo, de que ese mismo populismo aparece en la derecha. Berlusconi es un ejemplo de ello y aún tenemos un enorme interrogante sobre la figura de Sarkozy. Sarkozy realizó un discurso programático que está reflejado en este mismo blog y que, en muchos aspectos, puede considerarse ejemplar pero, puesto que ha ganado las elecciones, ahora le toca demostrar si es un político que va a dejar huella o se trata de un populista más, en esta ocasión de la derecha.

El auténtico problema no es la derecha o la izquierda. Quizás en el caso español la izquierda tiene un complejo de hiperlegitimidad totalmente rechazable pero, con esa salvedad, puede decirse que la izquierda y la derecha modernas discrepan en lo que consideran los medios adecuados pero no en los fines.

El problema es la emergencia de líderes populistas que dejan en evidencia la veracidad del aserto de Galbraith sobre la amenaza que la ignorancia representa para la democracia. En este caso, la situación se invierte. Los populismos de izquierda o de derecha pueden diferir en los fines pero comparten los medios.

Bienvenida sea la denuncia de “El regreso del idiota” contra los populismos. Bienvenida sea también su idea de separar modelos de izquierda señalando por qué unos son aceptables y otros no. Sin embargo, deberían analizar sus propias contradicciones tanto en lo relativo a la relación entre democracia y avance económico como en la ceguera parcial de no reconocer que también pueden existir populismos en la derecha.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s