Despedida de Les Luthiers en Madrid

Con cuarenta años sobre los escenarios, continúan siendo unos genios.

Todo un palacio de congresos lleno hasta reventar y siendo difícil de encontrar entradas meses antes.

Se notaba que era una despedida. El público conocía de memoria los números y estaba, ya de entrada, entregado. Recordaba al Miguel Gila de los últimos tiempos cuando todo el mundo esperaba que sacase su teléfono y preguntase “Oiga ¿es la guerra?” y muchos habrían podido repetir el número de memoria.

Es inevitable que algunos recursos humorísticos se conozcan y se pierda el factor sorpresa pero, aún así, números como el de “Warren”, “San Ictícola” o “María Amaría a María” son simplemente geniales.

Los echaremos de menos pero, aún así, es mejor quedarnos con la pena de la despedida antes que dejar que pasen los años y empezar a preguntarnos por qué no lo habrán dejado. Hay que saber retirarse y esa retirada a tiempo muestra que no sólo hay inteligencia en el escenario sino fuera de él.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s