¿Punto de inflexión?

Discurso de SarkozyÉsta es la traducción del discurso de Nicolás Sarkozy, en el momento de escribir estas líneas candidato a la presidencia francesa, del que se ha hablado mucho.

Tanto si se convierte en presidente francés como si no, el discurso de Sarkozy puede marcar un punto de inflexión en la política tanto de izquierda como de derecha.

Merece la pena señalar cómo huye de una confrontación clásica izquierda-derecha con la que muchos ciudadanos de cualquier país -quien escribe esto se incluye- no se sienten identificados dejándola para los militantes y los profesionales de la política.

Tanto la izquierda como la derecha parecen haber sustituido los ideales por mantras como la libertad individual o de mercado o los aún más insulsos talante o sonrisa como ejes de la actividad política.

Sería una buena noticia que esa amalgama opresiva que se resume en lo llamado políticamente correcto fuera sustituido, por ambas partes, por ideales de futuro, ideales que han existido en ambos lados y que, ahora mismo, parecen encontrarse ahogados por el relativismo que denuncia Sarkozy.

Gane o no gane, es un paso en la buena dirección y es, posiblemente, la primera vez en los últimos años que se oye hablar a un político en esos términos. Hay otro tipo de gente a quien siempre se la ha oído; de hecho, en relación al relativismo un pensador español, éste de izquierdas (Fernando Savater), dijo algo absolutamente sensato y que parece olvidarse con demasiada frecuencia: No se puede ser tolerante con la intolerancia.

Si el discurso de Sarkozy marca una nueva forma de hacer política, sea ésta del signo que sea, bienvenido sea con independencia de los que puedan ser los resultados electorales en su país.

Anuncios

Un Comentario

  1. felixpc

    Me ha encantado este post y estoy 100% de acuerdo con todo lo que escribes. Yo estaba pensando escribir algo parecido, porque hace varios días que pienso sobre esto. En un libro que estoy leyendo (Freakonomics, de Steven Levitt) el autor trata, entre otros muchos temas, sobre cómo los políticos no actúan sobre los problemas reales por no activar alarma al tratar temas políticamente incorrectos. Y trato habitualmente con políticos y puedo constatarlo. Prefieren gastar el dinero a tontas y a locas, o invertirlo en dirección contraria a lo que se necesita, aunque sepan que con eso no se soluciona nada. Tengo infinidad de ejemplos.
    También comenta el libro sobre cómo las personas, inconscientemente, discriminamos o no a otros por raza, sexo, etc., en función de lo que socialmente hemos asimilado como incorrecto o no tanto. Así, los jugadores de un concurso que deben eliminar a su antojo a otros concursantes, no discriminan por razón de sexo o de raza (está mal visto), pero sí lo hacen por edad. Y es inconsciente, pues no tienen prácticamente tiempo para pensar.

    por cierto, el enlace no funciona

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s